El 40% de los coches de Ford en el 2020 serán eléctricos.

El 40% de los coches de Ford en el 2020 serán eléctricos

4.489 millones de dólares para que Ford se ponga al día en materia de carros eléctricos y compita de tu a tu contra Nissan, Renault o el grupo VAG, este es el objetivo que la marca se ha puesto para que en 2020 podamos ver 13 nuevos modelos de carros de Ford eléctricos, un número que supondría que el 40% de su catálogo se alimentase de electricidad.

Ahora mismo no existe otro fabricante con este porcentaje (exceptuando a Tesla) y lo convierte en un proyecto ambicioso y que incluye bastantes puntos a analizar. El primero es que por volumen de inversión, la electrificación de la gama, es el objetivo más ambicioso de la marca durante los próximos 5 años. En la compañía ningún otro proyecto tiene un saco de dinero tan grande, lo que demuestra que van en serio.

El segundo punto, y quizá el más importante, es que desde Ford están redefiniendo su forma de trabajar y concebir lo que necesita el usuario. Sus productos, la forma de venderlos y los gadgets tecnológicos que van a incluir irán bajo concienzudos análisis de la experiencia de los clientes en todos los puntos (decisión de la compra, la propia compra y sobre todo la posventa). Esta idea nace de una frase mítica que Henry Ford solía decir: ‘Si le preguntara a la gente lo que ellos querían, hubieran pedido un caballo más rápido’.

Ford invertirá con fuerza en analizar el comportamiento de los usuarios observando cómo interactúan con los vehículos para poder identificar nuevas necesidades y cubrir esa demanda. Esta nueva forma de trabajo implica que muchos departamentos tengan que estar totalmente conectados, algo que es muy complicado en empresas tan grandes.

El primero de las 13 nuevos carros de Ford eléctricos que desarrollará Ford será el Focus eléctrico que podremos ver el próximo año con una autonomía de 160 kilómetros y carga rápida. Es una carta de presentación muy pobre, que ya ha sido superada por sus rivales y que además ya tienen el objetivo puesto en autonomías de 300 kilómetros para sus segundas generaciones que llegarían en un par de años con algo más que la carga rápida como gran valuarte.

Si hacemos un pequeño ejercicio para adelantarnos a lo que quiere hacer Ford podríamos hablar de versiones eléctricas, o de nuevos modelos eléctricos, que cubrirían no solo el segmento de los compactos sino los utilitarios, berlinas, SUVs y MPVs. Una ofensiva que espero se presente con nuevas cartas con las que competir en un sector que verá cómo todos los fabricantes lucharán con fuerza. Ninguno va a querer quedarse atrás.

Fuente: hipertextual.com