Lamborghini Huracán la influencia del avión de combate

Como su propio nombre lo indica, estamos ante un Lamborghini de 610 CV de potencia alcanzados a 8.250 rpm y tracción a las cuatro ruedas. Su motor sigue siendo de diez cilindros, una evolución del 5.2 V10 que ahora roza los 560 Nm a 6.500 rpm y ha protagonizado una mejora sustancial en materia de eficiencia y emisiones.

Sus prestaciones, por supuesto, son espectaculares. Su velocidad punta de 325 km/h. Su aceleración de 0 a 100 km/h de 3,2 segundos y hasta los 200 km/h de 9,9 segundos. Hablamos de unos registros similares a los del Ferrari 458 Italia, el rival a batir. Recordemos que el de Ferrari obtiene el mismo fin empleando diferentes medios, es decir, un motor de ocho cilindros y tracción trasera.

El nuevo Huracán cumple con todas las normativas de emisiones , homologa 12.5 litros/100 kilómetros y 290 g/km de CO2 y, lo que resulta aún más llamativo, cuenta con una serie de sistema de parada y arranque automático Stop & Start.

En un deportivo de gran volumen como este, del que su producción es entre 1.000 y 2.000 unidades al año, Lamborghini no se podía permitir un monocasco completo en fibra de carbono como el del Aventador, por las peculiaridades técnicas que entraña su producción. De ahí que hayan optado por una solución no menos interesante, un híbrido de fibra y aluminio basado en una estructura de carbono sobre la que se apoyan el resto de elementos de aluminio.

Para la transmisión se ha optado por un cambio que también supone un salto cualitativo respecto a su predecesor. El Huracán estrena un cambio de doble embrague de siete relaciones, el denominado Lamborghini Doppia Frizione (LDF) que supervisa el trabajo del diferencial central con tres modos de marcha (STRADA, SPORT y CORSA) que también modificarán el sonido, la intromisión de los controles electrónicos de estabilidad, el comportamiento de la dirección variable y la rigidez de la amortiguación adaptativa basada en un fluido con partículas magnéticas. Lamborghini ha querido que su deportivo sea extremadamente rápido y pasional en circuito y a la vez todo lo cómodo que puede ser un superdeportivo en su conducción diaria.

Los frenos cerámicos son de serie para este Lamborghini Huracán LP610-4.

Lamborghini ha trabajado las prestaciones de su nuevo deportivo, pero sobre todo esa dualidad entre el coche de circuito y el daily driver.

 

La influencia del avión de combate y del Reventón

Si por algo se caracteriza esta nueva generación de deportivos Lamborghini, es por su inspiración en la aviación, en los cazas de combate, la tónica dominante desde que se conociera al Lamborghini Reventón. Más allá de sus líneas afiladas y la estética agresiva que todos se esperaban de un Lamborghini, que alcanza con sus cuatro salidas de escape circulares, el Huracán también destaca por un habitáculo moderno y muy enfocado en su piloto.

 

Entre los tapizados de piel altamente personalizables, se cuela un salpicadero en el que los hexágonos y las aristas culminan un cuadro de mandos totalmente digital, con una pantalla de 12,3″ que proporciona toda la información necesaria. Esta TFT presenta el velocímetro, el cuentarrevoluciones, que permite pilotar el equipo multimedia o incluso contemplar las indicaciones del navegador en viajes.

El nuevo Lamborghini también cuenta con  iluminación mediante faros LED completos.