Toyota da por finalizada la producción de la marca Scion

Toyota Motors comunicó ayer su decisión de cerrar la marca Scion, poniendo así fin a 13 años de experimento, que si bien atrajo jóvenes y nuevos clientes también se comió muchos recursos de la casa madre.

El Scion FR-S (es decir, el Toyota GT86), la berlina iA y el 5 puertas iM (Toyota Auris) pasarán a formar parte de la gama Toyota a partir del mes de agosto, mientras que cesa la producción del pequeño cupé tC. El concept-car C-HR del pasado salón de Los Angeles será finalmente un Toyota -como en el resto del mundo- cuando llegue al mercado.

Las ventas de Scion no justifican su presencia en el mercado

Scion ha vendido a lo largo de su historia más de un millón de automóviles. Su mejor año fue en el 2006, cuando vendió 173.034 unidades, pero a partir de 2007-2008 las ventas fueron cayendo de forma progresiva. Desde 2010, Scion vende una media de 45.000 coches año.

El consejero delegado de Toyota en Norteamérica, Jim Lentz, afirmó que esto no representa “un paso atrás” para Scion, sino que es “un salto hacia adelante” para Toyota, puesto que dicha firma ha permitido probar ideas que hubiera sido muy complicado en la red de Toyota.

“Yo estaba aquí cuando establecimos Scion y nuestro objetivo fue hacer a Toyota y a nuestros concesionarios más fuertes aprendiendo cómo atraer mejor a jóvenes clientes. Estoy muy satisfecho porque es exactamente lo que hemos conseguido”, añadió.

La multinacional explicó que los servicios de posventa y de reparación de la firma Scion no se verán afectados por este cambio, por lo que los clientes podrán acudir a los concesionarios de Toyota. Además, el equipo de administración y gestión de la compañía podrá pasar a formar parte de la plantilla de Toyota en Estados Unidos.

 

Cresta Facebook Messenger