¿Cada cuánto revisas el aceite del motor de tu vehículo? Revisar el nivel del aceite tan solo te llevará un par de minutos, y puede ahorrarte muchísimos quebraderos de cabeza.

Para asegurarnos de que nuestro vehículo funciona correctamente, y sobre todo evitar problemas o incidencias en un viaje, es muy recomendable revisar periódicamente los niveles del lubricante de nuestro motor, especialmente si nuestro vehículo es antiguo o está en rodaje.

A menudo con respetar los periodos de mantenimiento no es suficiente, y por diferentes causas, o incluso pequeñas fugas en el circuito, nuestro vehículo puede consumir o sufrir pérdidas de aceite que nos obliguen a rellenar entre periodos de mantenimiento.

Es una tarea de mantenimiento básica, que todo el mundo debería conocer. Los intervalos en que deberías realizarla siempre serán orientativos, y dependerán mucho del consumo de aceite de tu vehículo.

Resulta aconsejable que programemos esta y otras tareas, en función del tiempo (por ejemplo, una vez al mes o cada dos meses) y el kilometraje que recorramos. También es una buena idea revisar el nivel del aceite antes de iniciar un viaje largo.

¿Cómo se revisa el nivel del aceite? Es tan sencillo como buscar la varilla del aceite, extraerla, y comprobar que el nivel del aceite se encuentra entre las dos muescas que indican en la varilla el máximo y el mínimo recomendado para los niveles de lubricante.

Basta con que extraigas la varilla, la limpies con un trapo de tela que no deje restos en la varilla, la introduzcas, la vuelvas a extraer y te asegures de que los niveles de lubricante son correctos. En ningún caso es recomendable que los niveles de aceite superen el volumen máximo recomendado.

La varilla es sencilla de identificar, puesto que generalmente se encuentra junto al motor y goza de un tapón con un aro en un color llamativo, a menudo amarillo.

En cualquier caso el libro de instrucciones del vehículo siempre ha de indicar su posición. El nivel del aceite siempre has de revisarlo en frío, y con el vehículo parado en posición horizontal.

Y un consejo importante, siempre debes estar pendiente de cualquier fuga, por ejemplo si en el lugar que siempre lo estacionas tu vehículo siempre deja una mancha justo abajo de la ubicación del motor.

Es preferible que estés mucho más atento y antes de salir en las mañanas a tu trabajo revises los niveles de aceite porque cuando sucede esto tienes que estar comprando aceite antes del cambio indicado, y lo más recomendable es que lo lleves a hacer chequear a un mecánico lo más pronto posible.

Fuente: diariomotor.com

Cresta Facebook Messenger