Chevrolet Cruze 2016 rediseño y elegancia que atrapan

Chevrolet Cruze 2016

Jaime Gabaldoni editor en jefe de Univision Autos, puso a prueba a este vehículo en los caminos de Nashville, Tenessee donde pudo constatar y experimentar algunas características interesantes del sedán, resultado del trabajo de diseñadores e ingenieros de Chevrolet quienes ograron su misión primordial dereducir el peso del vehículo y conseguir líneas estéticas que no sólo son atractivas visualmente, sino que también resultan en una aerodinámica mejorada.

El interior

Si los pequeños detalles hacen la diferencia, entonces podemos comenzar hablando la de llave del Cruze 2016. La misma ha cambiado levemente y exhibe un diseño más refinado, siendo de un material plástico que emula al metal. Es pesada y se siente bien en mano. Ya en el bolsillo, el vehículo se enciende con un toque de botón.

Continuamos hacia la consola de instrumentos la cual también ha sido refinada y es agradable a la vista. Aparece una pantalla digital pequeña similar a la que ya habíamos visto en otros productos de Chevrolet, y es buena noticia el hecho que sea posible acostumbrarse a ella rápidamente. En aquel sector se advierte como una elección positiva una inspiración en la integración de los elementos propia del Chrysler 200.

Continuando en el interior, se advierte que los materiales no han cambiado, al menos en forma sustancial. Sin embargo, sí se evidencia un nuevo diseño y superficies más blandas. En el sector del acompañante, el fabricante ha optado por líneas que no son planas. En términos generales, estos pequeños cambios resultan en una atmósfera más moderna dentro del habitáculo.

Mira la galería de imágenes:

Siendo que probamos la versión Premier del Cruze 2016, al centro encontramos una pantalla de 8 pulgadas. Vale notar que en las versiones básicas se incluye una más pequeña, de 7 pulgadas. Un detalle interesante es que este display está ubicado a la altura del panel de instrumentos, disposición que resulta conveniente puesto que no genera distracciones al no tener que cambiar la mirada radicalmente. Llevando la mirada hacia arriba encontramos el techo solar del Cruze 2016, el cual es práctico y también sencillo. Para su control hay disponibles botones que permiten abrirlo y darle ángulo.

Algunos datos adicionales de su interior. En cuanto a espacios, es normal, nada exagerado. Al momento, su cargador no aplica a los iPhones. En lo que respecta a la visibilidad, es buena aunque en ocasiones se reflejan algunos elementos en el vidrio. Para los ocupantes del sector posterior se consiguen 2 pulgadas extra de espacio frente a la generación previa, gracias a la decisión de voltear los asientos para ganar distancia, aunque sacrificaron el espacio para la cabeza. Atrás no hay ventilaciones y tampoco puertos USB.

Uno de los aspectos más importantes en este sedán aparece en el apartado tecnológico. Como veremos hacia en las conclusiones de esta prueba, la oferta de 2 años de conexión WiFi gratis y conexión a radio satelital, y la posiblidad de vincular hasta 7 dispositivos, marca una diferencia respecto a otros vehículos en este segmento.

El exterior

En base a conversaciones con diseñadores involucrados en el desarrollo y fabricación del Cruze 2016, sabemos que Chevrolet ha dedicado un gran empeño a una serie de factores; por ejemplo, en generar una unidad estética con otros modelos del catálogo, en dotar a este sedán de renovadas e integradas líneas que resultan en un atractivo visual y que además colaboran en mejorar el rendimiento aerodinámico del sedán. Para este último fin, también han logrado una interesante reducción en el peso total del vehículo, tal como veremos más adelante. Los espejos exhiben una forma que también ha sido retocada, siguiendo la geometría que predomina.

Al frente se destaca un capó mejorado, con líneas que se integran bien en los laterales, formas que veremos alrededor de todo el vehículo. Un detalle es el corrimiento del pilar A hacia adelante, notando también que el ángulo del parabrisas ha sido echado. De este modo, se consigue un ángulo más amplio lo cual confluye en los beneficios que ya hemos mencionado y repetido: estética, aerodinámica y también limpieza visual.

Más detalles de esta especie se evidencian en la línea que aparece por debajo de la parrilla, la cual se integra con el lateral del automóvil, continúa hacia el sector trasero y también confluye con el faro y las antes mencionadas líneas del capó. De este modo, los diseñadores han logrado un interesante efecto de amplitud visual y una identidad de diseño compartida con otros modelos de la casa como el Impala, el Malibu y el Volt. Hay otro vehículo del cual este Cruze hereda elementos. En este caso, el sedán que pusimos a prueba en Univision Autos cuenta con una textura en la parte inferior de la parrilla que remite al automóvil más orgulloso y acaso el más emblemático del fabricante. Por supuesto, hablamos del Corvette.

Mencionamos la parrilla del sedán, pero no el detalle. Como todo buen Chevrolet, la misma está dividida en dos parte, un tercio arriba y dos tercios abajo. Vale mencionar que en el paquete RS la parrilla es más deportiva, colocándose más hacia abajo, con aperturas más agresivas a la vista y sin la presencia de cromo.

Con destaque al frente, sus faros presentan una mirada agresiva. En ellos se nota un trabajo elaborado y una geometría bien propia de la identidad de Chevrolet.

Los lados y el sector trasero

El equipo de diseño de este vehículo trabajó para generar la ilusión de que el automóvil ha sido alargado, incluso más que las 2.7 pulgadas efectivas que ha crecido.

Es interesante detenerse brevemente en la combinación de líneas y volúmenes en los lados. “Este tipo de trabajo y fabricación hay que reconocerlo”, dice Gabaldoni. Una de las referencias es para una línea muy ancha que comienza en el sector trasero y que adelgaza hasta desaparecer a medida que va avanzando hacia el frente del automóvil.

En el sector trasero se advierte la aleta de tiburón que cobija la luz de freno, ganando de este modo espacio y sin resignar visibilidad para el conductor. Una vez más, aquel elemento es uno de los que colabora en la aerodinámica más eficiente del sedán. También en el espacio posterior se evidencian líneas fluidas y otra influencia de la familia Chevrolet, los datos posteriores recuerdan a los que vimos en las últimas generaciones del Camaro.

Como ítem final en esta sección, una breve parada en el logo de Chevrolet que aparece en el sector trasero.El reto del fabricante ha sido evidenciar el orgullo por su emblema y que, entonces, el mismo no pierda protagonismo en las sombras que generan las líneas de la carrocería. Dicho sea de paso, el maletero cuenta con 14 pies cúbicos para carga, lo cual es mucho. Para brindar un ejemplo de la práctica, hemos podido llevar en él todos nuestros equipos para la grabación.

En la versión que probamos, las llantas son de 17 pulgadas. La versión básica cuenta con unas de 15 pulgadas, una segunda versión sube a 16, mientras que en el paquete RS son de 18 pulgadas.

La mecánica y una conclusión

Más arriba hablamos de una reducción en el peso del vehículo. Aquel logro hay que agradecérselo en parte a un motor fabricado en aluminio con 44 libras menos de peso. Ya no está disponible el motor de 1.8 litros y ahora ruge uno Ecotec de 4 cilindros turbocargado de 1.4 litros, el cual ha ganado 15 HP y 20 lbs-pie de torque. En total, ofrece 153 HP, 177 lbs-pie de torque y un pico de torque de 2,000 vueltas. Sus cifras de consumo: 30 mpg en ciudad y 42 mpg en autopista.

En total, la reducción de peso del Cruze 2016 en relación a la generación previa es de 250 libras. Otro que se “ha puesto a dieta” es el chasis, 50 libras más liviano. La reducción de peso ha sido una de las prioridades en la fabricación de este sedán.

Su transmisión, 22 libras más liviana, es automática de 6 marchas con opción de ser controladas en forma manual. No hay paletas detrás del volante. En la versión de toque de línea no se ofrece la alternativa manual de 6 velocidades, sólo disponible en versiones básicas. Cruze 2016 dispone de sistema Start Stop. En términos generales el viaje en silencioso en este sedán. El vehículo ha respondido bien en las curvas de Tenessee, notándose el recalibramiento de la suspensión y una mejora del 27% en su rigidez torsional.

A modo de conclusión, aquellos que priorizan un manejo dinámico y deportivo acaso prefieran alternativas en este segmento como el Mazda 3 o el Honda Civic. Sin embargo, Chevrolet Cruze 2016 aparece como una opción ideal para aquellos que valoran el nuevo aspecto visual de este sedán y también en vista a su oferta tecnológica. Recordemos que se ofrecen 2 años de conexión WiFi gratuita asó como radio satelital.

Del Cruze 2016 se ofrecen las versiones L, LS, LT y Premier, además del paquete RS. El precio base es de 17,500 dólares y puede alcanzan los 30,000 en Estados Unidos. Una buena noticia es que habrá una versión hatchback.

Fuente: Univision Autos

Be the first to comment on "Chevrolet Cruze 2016 rediseño y elegancia que atrapan"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.