Una nueva ley en Hungría prevé fuertes multas para los conductores y los usuarios que utilicen un “transporte urbano ilegal”.

 

La aplicación móvil de transporte Uber anunció hoy que suspenderá a partir del 24 de julio su actividad en Hungría, debido a una serie de legislaciones que prevén altas multas para quienes participen en lo que se considera “transporte urbano ilegal”.

Una nueva legislación, que entra en vigor el 24 de julio, determina que las autoridades pueden bloquear por un período de un año las aplicaciones que ofrecen servicio de transporte si no cumplen con las reglamentaciones.

Lea también:

La nueva legislación prevé además que las autoridades puedan quitarle la matrícula y licencias a 1.200 chóferes de Uber, “a pesar de que cuentan con las autorizaciones necesarias”, señalan.

En Budapest, Uber contaba con unos 150.000 usuarios, según datos de la propia empresa. Grupos de taxistas de Budapest protestaron varias veces en los últimos meses contra Uber, bloqueando parcialmente avenidas importantes de la ciudad y hasta los puentes. Según datos oficiales, en Budapest circulan unos 5.000 taxis.

Fuente: expansion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.