Por su posición y propia función, esta parte del auto se ensucia fácilmente. El tubo de escape de nuestro auto está expuesto a todo tipo de suciedad. Carboncillo, óxido y otros desechos son algunos de los elementos que diariamente se acumulan en la salida de dicho tubo.

Estos desechos pueden afectar en el sonido de tu auto y en ocasiones hasta el consumo de combustible. La limpieza de esta pieza es importante para que todos los desechos que se deban expulsar transcurran sin ningún inconveniente.

Publicidad

De no ser así las partes interiores de nuestro auto podrían tener problemas de funcionamiento y el tubo de escape no cumpliría con sus funciones.

Para realizar estas tareas debes tener mucho cuidado. Primero con tu integridad y luego con la parte del auto, ya que por su forma tiende a ser frágil.

 

Para limpiar el tubo escape del auto puede probar:

  • Utilizar una solución de soda caustica y agua dentro del escape. Debes protegerte caras y manos para realizarlos. Además, no debe tener tanta soda para evitar la corrosión de los materiales.
  • Introducir una manguera por el tubo y echar a presión. Luego de esto acelerar el auto varias veces y esperar por lo menos 10 minutos para remover los desechos.
  • Aplica pulidor de aluminio al exterior. Este procedimiento da vida al color y construye una capa al interior.
  • Repite el procedimiento por lo menos dos veces al año.

Fuente: Prolong.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.