Subaru lanza su primer híbrido de la mano de Toyota El nuevo Subaru Impreza está construido con la ayuda del gigante automotriz japonés.

Subaru y Toyota están sumidas en una estrecha colaboración desde hace varios años que, a modo de alianza estratégica, les ha valido grandes logros.

No hablamos precisamente de los modelos BRZ y GT86, separados al nacer, sino de una extensa lista de beneficios derivados de poner sus experiencias en común y compartir recursos productivos o incluso patentes.

Por esta razón no es de extrañar que, Toyota, tras haber aprendido de los motores bóxer y el sistema de tracción integral de Subaru –entre otras cosas–, le preste a su homóloga todos sus conocimientos en materia de electrificación.

 

Subaru Motor Company ha tardado casi más que ningún otro fabricante en “subirse al carro” de los automóviles con propulsores híbridos, quizás debido a su filosofía ‘kaizen’ de mantenerse alerta pero latente a los movimientos de su competencia a medida que hace pequeñas mejoras sobre los productos que ya le son beneficiosos, bien porque le generan ingresos o reputación.

Pero como la actual tesitura del mercado obliga a tomar una decisión sin fisuras, la compañía de Ota ya se prepara para introducir su primer modelo con tecnología PHEV en Estados Unidos a finales de este mismo año.

Aunque conocíamos los planes eléctricos de Subaru desde el pasado mes de mayo, no pensábamos que fuese su socio Toyota quien le suministrase la tecnología necesaria a los de Fuji Heavy Industries, si bien tampoco nos sorprende dadas las sinergias que unen ambas firmas y el potencial económico que tiene la marca de Aichi sobre Subaru: es uno de sus máximos accionistas.

De este modo y junto a una inversión cercana a los 1.500 millones de euros en investigación y desarrollo de futuros vehículos con trenes de potencia alternativos, el fabricante nipón inaugura su andadura por este camino.

Takeshi Tachimori, CTO de Subaru, declaró recientemente a Automotive News: “Para nuestro híbrido enchufable, que se presentará a mediados de este año, hemos utilizado la tecnología de Toyota, pues es una empresa con sobrada experiencia en este campo”.

Sin embargo, Tachimori confirmó también que el coche en cuestión tendrá como motor principal uno de origen Subaru y montado longitudinalmente –en lugar de una unidad Toyota montada transversalmente–, quién sabe si un bloque tetracilíndrico de 2,0 litros tipo bóxer a gasolina similar o idéntico al que emplean los nuevos Impreza y XV.

 

El nuevo modelo, que seguramente se incorpore como variante de alguno ya existente en la gama, se basará en la plataforma SGP de la casa y estará fuertemente influenciado por el Toyota Prius Prime, lo cual sugiere que el automóvil podría tener un paquete de baterías de iones de litio de 8,8 kWh y una transmisión automática por convertidor de par mejorada en pro de la deportividad.

No obstante, dado que el Plug-In de Subaru usará un motor térmico propio, es difícil predecir su consumo, pero sí sabemos que el Prius Prime puede recorrer hasta 40 kilómetros en modo 100% eléctrico.

Parece que todavía es muy pronto para conocer más detalles. No se sabe qué modelo recibirá este tren motriz o cuál será su potencia combinada, tampoco su precio aproximado o su velocidad de recarga. Con todo, fuentes cercanas a la marca aseguran que el vehículo se construirá en Japón y se venderá inicialmente en las regiones de Estados Unidos que siguen el programa Zero Emission Vehicle.

Esto incluye a California, Connecticut, Maine, Massachusetts, Nueva York y Oregón. Con total seguridad, meses más tarde o quizás en 2019, llegará a Europa, Asia y Oceanía.

Fuente: Soy Motor

Be the first to comment on "Subaru lanza su primer híbrido de la mano de Toyota El nuevo Subaru Impreza está construido con la ayuda del gigante automotriz japonés."

Leave a comment

Your email address will not be published.




 
Cresta Facebook Messenger