Hace ya unas semanas que la Gigafábrica 3 de Tesla en Shanghái está operativa. Las instalaciones, que comenzaron a levantarse en enero de este mismo año y han completado su construcción en un tiempo récord, ya están fabricando el Model 3 para el mercado chino, si bien por el momento no han comenzado las entregas. Sin embargo, esto parece estar a punto de cambiar.

 Advertisement Advertisement

Durante el día de hoy han sido avistados varios camiones llenos de unidades del Model 3 saliendo de la planta asiática en dirección a los centros de distribución. Si a esto le unimos la reciente decisión del gobierno chino de incluir al Model 3 de fabricación local en su lista de vehículos eléctricos elegibles para subsidios, parece claro que el inicio de las entregas del sedán está más cerca que nunca.

Esto será posible gracias a que el gobierno chino ha autorizado el inicio de las ventas del vehículo antes de lo esperado, pues Tesla esperaba recibir la aprobación en enero de 2020, pero finalmente ha conseguido el permiso de forma anticipada. Por lo tanto, la marca podrá comenzar a satisfacer el elevado número de reservas antes de lo previsto.

El comienzo de la producción del Model 3 en China es visto de forma positiva no solo por el gobierno del país, que tiene el objetivo de que para 2025 el 25% de las ventas de automóviles nuevos se correspondan con modelos eléctricos, sino también por rivales como Xiaopeng.

El presidente de la marca china, Brian Gu, considera a Tesla como un «catalizador» para la expansión del mercado nacional de vehículos eléctricos, el cual ya es de por sí el mayor mercado de coches eléctricos del mundo. «Siempre he pensado que es bueno para la industria tener un buen producto que realmente interese a los consumidores y que expanda el mercado en general».

Tesla tiene actualmente 24 tiendas en China, si bien tiene el objetivo de expandirse rápidamente: quiere aumentar sus centros de servicio de 29 a 63, añadir 100 estaciones de Supercargadores, abrir nuevas tiendas… Gracias a la producción local, el Model 3 por fin podrá esquivar los elevados aranceles impuestos por el gobierno chino a los vehículos de origen extranjero, así como acogerse a los subsidios.

Esto le permitirá al modelo ganar competitividad y mejorar sus ya de por sí formidables cifras de ventas globales. Además, los planes de Tesla no acaban ahí: para finales de 2021 la firma quiere tener operativa la Gigafábrica 4 de Alemania, que nutrirá de unidades del Model Y al viejo continente.

 

Fuente: forococheselectricos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.